Tartamudez Infantil

La tartamudez infantil es un trastorno del habla caracterizado por interrupciones involuntarias del habla. También, se le conoce como disfemia, espasmofemia o disfluencia en el habla. Además, es importante señalar que no un trastorno del lenguaje, sino de la comunicación.

tartamudez infantil

La Tartamudez Infantil y en edad preescolar

Generalmente, a medida que los niños pequeños y en edad preescolar empiecen a hablar más, es posible que tengan tartamudez infantil. Por ello, esto generará preocupación respecto a la tartamudez. Como padres, ¿cómo saber cuándo los problemas de fluidez son parte normal del desarrollo y cuándo preocuparse más?

Normalmente, no hay que dar importancia al trastorno para no angustiar al niño. Por ello, hay que entretenerse en charlar agradablemente con él sin corregirle si se equivoca. Es decir, hay que enseñarle canciones y trabalenguas.

Sesiones Terapia Online

Modificación de citas en línea

Respetamos Ley protección de Datos

Facilidad en los pagos

¿Cuáles son los problemas de Tartamudez en los niños?

En primer lugar, no es raro que los niños pequeños tengan problemas de fluidez en el habla. De hecho, probablemente alrededor del 5 % del total de niños tienen problemas de fluidez en algún momento de su desarrollo. Además, por lo general la edad más común suele estar entre los 2 años y medio y los 5 años. También, es muy característico tener problemas de fluidez intermitente. Generalmente, esto puede ocurrir sin motivo aparente, pero a menudo ocurre cuando el niño está emocionado, cansado o se siente presionado para hablar.

Por otro lado, durante este tiempo, los niños están ampliando sus vocabularios rápidamente y aprendiendo complejas reglas del lenguaje. Además, estas reglas permiten a los niños cambiar mensajes simples por oraciones más. Normalmente, suele ser natural que en el proceso haya algunas interrupciones.

tartamudez en niño

¿Por qué los niños tienen problemas del habla como la Tartamudez?

A día de hoy, los médicos y los científicos no están completamente seguros de por qué a algunos niños les cuesta tanto hablar. Sin embargo, la mayoría de los expertos cree que las dificultades del habla ocurren por un determinado problema. Es decir, creen que hay dificultades en la forma en que los mensajes del cerebro interactúan con los músculos y las partes del cuerpo que se utilizan para hablar.

Además, muchos de ellos creen que la tartamudez puede tener un origen genético. Es decir, esto significa que una característica, en este caso, la disfluencia, se trasmite en las familias a través de los genes. Por ello, los niños que tartamudean tienen el triple de probabilidades de tener un pariente cercano con tartamudez. Es decir, si tú tienes tartamudez, es posible que tengas una abuela, un padre o un hermano la misma dificultad.

En la mayoría de los niños pequeños y en edad preescolar, la mayor parte de los problemas de fluidez desaparecen por sí solos después de un tiempo breve. Sin embargo, en otros casos, los problemas de fluidez persisten y los signos de tartamudez se tornan más obvios. Por ello, obtener ayuda profesional en forma temprana ofrece las mejores probabilidades de reducir la tartamudez.

Factores de riesgo de la Tartamudez Infantil

Generalmente, existen algunos factores de riesgo que pueden ayudar a predecir si los problemas de fluidez continuarán más que unos pocos meses.

Antecedentes familiares

Son el factor de predicción más importante para saber si es probable o no que un niño tartamudee.

Los trastornos del habla o del lenguaje coexistentes

Aumentan las probabilidades de que un niño tartamudee.

Género de la persona

Los varones tienen el doble de probabilidades que las niñas de tartamudear. Además, los varones en edad de escuela primaria tienen entre 3 y 4 veces más probabilidades de tartamudear que las niñas.

Edad de inicio de la Tartamudez

Generalmente, es más probable que los niños que comienzan a tener dificultades alrededor de los 4 años de edad tengan tartamudez persistente que aquellos que empiezan a tartamudear siendo más pequeños.

factores riesto tartamudez

¿Cómo obtener ayuda con la Tartamudez Infantil?

Si le preocupa el habla de su hijo, hable con el Logopeda Infantil para hacerle una evaluación del habla y del lenguaje. Es decir, será necesario realizar una evaluación completa por parte de un logopeda para determinar de qué tipo de tartamudez estamos hablando.

El tratamiento precoz de la tartamudez es muy importante, ya que es más probable que se pueda eliminar cuando el niño es pequeño. Por ello, hay dos formas de tratamiento principales para la tartamudez:

  • El tratamiento indirecto es cuando el logopeda ayuda a los padres del niño a modificar sus propios estilos de comunicación. Y, por tanto, haciendo que los enfoques indirectos sean eficaces para reducir o incluso eliminar la tartamudez en muchos niños pequeños.
  • El tratamiento directo involucra el trabajo del logopeda con los niños mismos. Además, ya sea en forma individual o en grupos pequeños, les dará estrategias del habla específicas para emitir las palabras con mayor facilidad. Además, el tratamiento directo podría implicar ayudar al niño a diferenciar entre habla fluida y habla con tartamudez.

Por otro lado, después de los 7 años de edad, es poco probable que la tartamudez desaparezca por completo. Aun así, después de los 7 años, el tratamiento puede ser muy eficaz para ayudar a un niño a manejar su tartamudez de forma efectiva. Normalmente, esto hace que le ayude a desarrollar las aptitudes necesarias para manejar situaciones difíciles. Además, en el caso de niños más grandes, el tratamiento del habla sigue siendo beneficioso. Por ello, se recomienda y es eficaz para ayudar a reducir la gravedad y el impacto de la tartamudez.

Lo que pueden hacer los padres para ayudar a los niños

Como normas generales, estas son algunas maneras en las que los padres pueden ayudar:

  • Reducir la tensión en la comunicación. Normalmente, hay distintas técnicas para disminuir la presión a un niño en una situación de conversación. Es decir, se pueden reformular las preguntas en forma de comentarios. Además, los padres pueden, además, hacer lo que más puedan para reducir las situaciones que desencadenan la tartamudez de su hijo.
  • Entablar conversación sobre lo que le ocurre. Es decir, cuando los niños son conscientes de su tartamudez, es mejor ser abiertos y hablar del tema en forma positiva. Sin embargo, si un niño parece no ser consciente del problema, no es necesario hacérselo notar hasta que consulten con un logopeda.
  • Hay que ser paciente. Por ello, es importante dar a los niños tiempo para que terminen de decir lo que están diciendo. Es decir, no les metan prisa ni los interrumpan. Tampoco, les pidan que hablen lento o que piensen lo que van a decir. Frases como esas, por lo general no ayudan a los niños con tartamudez.
  • De ejemplo de buenos hábitos de habla. Si bien en general no es útil decirle a un niño cómo hablar, los padres pueden dar ejemplo de buenos hábitos de habla que ayuden con la tartamudez, como hablar más despacio, hacer más pausas entre oraciones y hablar de manera relajada.

Puntos clave sobre la Tartamudez

  • La tartamudez es un problema del habla en el cual la continuidad del habla se ve interrumpida.
  • Los tres tipos de tartamudez son la tartamudez de desarrollo, la tartamudez neurogénica y la tartamudez psicogénica.
  • No se conoce la causa exacta de la tartamudez.
  • Un patólogo del habla y del lenguaje diagnostica la tartamudez evaluando el habla y las habilidades de lenguaje de su hijo.
  • No hay cura para la tartamudez. Pero el tratamiento temprano puede evitar que la tartamudez continúe hasta la adultez.

Pin It on Pinterest