logopeda eperta en tartamudez

Causas de la Tartamudez

¿Qué es la Tartamudez?

La tartamudez, es un trastorno del habla que conlleva problemas frecuentes y considerables de fluidez normal y de continuidad del habla. Además, estas interrupciones o bloqueos, llamadas disfluencias, consisten en:

  • Repetir sonidos, sílabas o palabras.
  • Estirar un sonido en el tiempo.
  • Detenerse en medio de una sílaba o palabra.

La tartamudez puede aparecer entre los 2 a 6 años, cuando los niños están en pleno desarrollo del habla y lenguaje. Normalmente, es más frecuente en niños que en niñas. Sin embargo, hoy en día con una intervención adecuada y temprana se puede llegar a solucionar en un porcentaje muy alto.

Es posible que los niños pequeños tengan tartamudez cuando sus capacidades del habla o del lenguaje no se han desarrollado lo suficiente. Normalmente, la mayoría de los niños supera esta tartamudez del desarrollo.

Por otro lado, las personas con tartamudez saben lo que quieren decir, pero tienen dificultades para decirlo. Por ejemplo, pueden repetir o prolongar una palabra, una sílaba, una consonante o una vocal. O bien, es posible que hagan pausas mientras hablan porque han llegado a una palabra o sonido problemáticos.

Sin embargo, a veces, la tartamudez es un trastorno crónico que persiste hasta la adultez. Generalmente, este tipo de tartamudez puede afectar la autoestima y las interacciones con otras personas. Por ello, los niños y los adultos que tartamudean pueden beneficiarse con tratamientos, como la logopedia, usando dispositivos para mejorar la fluidez o con terapia cognitiva conductual.

En ocasiones, junto con la tartamudez, se puede presentar movimientos de cabeza, parpadeo rápido o temblores en los labios. Además, la tartamudez puede empeorar cuando está estresado, emocionado o cansado.

tartamudez

¿Cuáles son las causas de la Tartamudez?

Hoy en día, no es del todo segura la causa de la tartamudez. Aunque, existen múltiples factores que pueden predisponer y desencadenar que una persona sea tartamuda. Por ello, estos factores van desde los que buscan causas orgánicas, disfunciones orgánico-cerebrales, causas ambientales, factores psicológicos, causas por predisposición genética, etc.

Normalmente, si existen problemas de habla por un daño cerebral sobrevenido será una disartria, no una tartamudez propiamente dicha, entonces se hablaría de tartamudez neurológica.

Por ello, podemos poner sobre la mesa las principales causas de la tartamudez, aunque sin existir estudios a día de hoy:

  • La tartamudez del desarrollo es el tipo más común. Normalmente, comienza en los niños pequeños cuando todavía están aprendiendo el habla y el lenguaje. Además, muchos niños tartamudean cuando empiezan a hablar. Sin embargo, la mayoría de ellos lo supera. Pero, algunos continúan tartamudeando y no se conoce la causa exacta. Generalmente, hay diferencias en el cerebro de las personas que continúan tartamudeando. También, la genética también puede jugar un papel, ya que este tipo de tartamudez puede ser hereditario
  • La tartamudez neurogénica puede ocurrir después de un accidente cerebrovascular, trauma cerebral u otro tipo de golpe en la cabeza. Por ello, debido a la lesión, el cerebro tiene problemas para coordinar las diferentes partes del cerebro involucradas en el habla.

La tartamudez puede afectar a cualquier persona. Sin embargo, es mucho más común en los niños que en las niñas. Además, los niños más pequeños tienen más probabilidades de tartamudear. Por ello, cerca del 75 % de los niños que tartamudean lo superarán. Para los demás, la tartamudez puede continuar toda la vida.

Tratamiento de la Tartamudez

Actualmente, no existe una cura para esta patología. No obstante, hay una gran variedad de tratamientos dependiendo de la edad de la persona, los objetivos de la comunicación. Además, no existen medicamentos propios hacia la tartamudez sino los relacionados con el estado anímico.

Por ello, el especialista que trata esta enfermedad es un logopeda, que estudia, previene, detecta, evalúa, diagnostica y trata los trastornos relacionados con la comunicación humana. Es decir, el objetivo estos especialistas es la rehabilitación de las capacidades alteradas y dotar al paciente de la competencia suficiente para recuperar la habilidad alterada.

A día de hoy, hay una gran variedad de tratamientos dependiendo de la edad de la persona, los objetivos de la comunicación.

  • Tratamiento con medicamentos, aunque todavía no se ha aprobado ningún medicamente dirigido especialmente a la tartamudez. Sin embargo, existen medicamentos que pueden ayudar a mejorar algunas de las causas como la ansiedad y la depresión, y con ello mitigar los efectos de la tartamudez.
  • Terapias para ayudarles y enseñarles a minimizar la tartamudez al hablar, sobre todo en adultos y adolescentes.
  • Aparatos electrónicos para controlar la fluidez del habla. Normalmente, algunos de estos aparatos son parecidos a los audífonos, se colocan dentro del oído. Además, reproducen digitalmente una versión de la voz de quien lo usa, lo que ayuda a mejorar la fluidez.
causas tartamudez

Síntomas de la Tartamudez

Las personas que tartamudean pueden tener los siguientes síntomas:

  • Repetición de un sonido, sílaba o palabra.
  • Dificultad para comenzar una palabra, frase u oración.
  • Pausa entre las palabras o dentro de una palabra.
  • Elegir palabras sencillas en lugar de aquellos que son más difíciles de hablar.
  • Mostrarse tenso o incómodo al hablar.
  • Uso de palabras adicionales como «eh…» en caso de dificultad para continuar con la siguiente palabra.
  • Añadir palabras o frases que no están relacionados.
  • Parpadear de forma rápida.
  • Temblor de los labios y la mandíbula.
  • Tener tics faciales.
  • Producir movimientos de cabeza.
  • Tener los puños cerrados.

Logopeda especialista en Tartamudez

Un logopeda es un profesional que trabaja los aspectos del lenguaje, del habla y de la comunicación. Además, no solamente en el lenguaje oral, sino también en el lenguaje escrito. Por ello, algunos de los problemas que trata durante sus consultas son la tartamudez y los diferentes tipos de disfluencias.

Normalmente, la terapia del habla puede ayudar a niños y adultos a minimizar la tartamudez. Algunas técnicas incluyen:

  • Hablar más despacio.
  • Controlar la respiración.
  • Avanzar en el habla en forma gradual.

Para los adultos, los grupos de autoayuda pueden ayudar a encontrar recursos y apoyo para enfrentar los desafíos de la tartamudez. Por otro lado, una de las diferencias entre disfluencias y tartamudez tiene que ver con su evolución. Las difluencias tienden a remitir y a desaparecer, mientras que la tartamudez es intermitente.

Las disfluencias tienen siempre mejor pronóstico y suelen mejorar, no solamente en los niños sino también en adultos. Por ello, un síntoma claro de disfluencia es la repetición de palabras, frases o sílabas.

El origen y la causa de la tartamudez son indeterminadas. Aun así, existen una serie de estrategias para que esta pueda llegar a superarse a nivel social. Por ello, el logopeda te ayudará a entrenar una serie de estrategias para practicar la coordinación fonorespiratoria. Además, te guiará con otros aspectos relacionados con los parámetros suprasegmentales del habla para conseguir un habla cada vez más fluida.

Normalmente, cualquier problema en la producción o en la comprensión del mismo conlleva una importante desventaja para el individuo. Por ello, es aquí donde el logopeda realiza su labor más importante.

tratamiento tartamudez

Factores de Riesgo y Complicaciones

Por otro lado, los hombres son mucho más propensos a la tartamudez que las mujeres. Normalmente, los factores que aumentan el riesgo de tartamudez son los siguientes:

  • Retraso del desarrollo infantil. Por lo que, es posible que los niños que tienen retrasos del desarrollo u otros problemas del habla tengan más probabilidades de tartamudear.
  • Tener familiares que tartamudean. La tartamudez tiende a ser hereditario.
  • Estar en situaciones de estrés. El estrés en la familia, las altas expectativas de los padres u otros tipos de presión pueden empeorar la tartamudez existente.

Además, la tartamudez puede llevar a:

  • Problemas para comunicarse con los demás.
  • Sentirse ansioso al hablar.
  • No hablar o evitar las situaciones que requieren del habla.
  • No participar ni tener éxito en el plano social, escolar o laboral.
  • Ser objeto de intimidaciones o burlas.
  • Tener baja autoestima

Pin It on Pinterest